Buscar

¿Qué es realmente el perdón?

¡Hola a todxs!

Éste es el año de aprender a perdonar, lo cual, puede no sonar muy fácil porque implica dejar ir aquella situación de la cual aún nos podemos desapegarnos, esas emociones y pensamientos que vivimos en ese momento de malestar emocional, a esa persona o incluso, esas palabras que en algún momento lastimaron. Sin embargo, aún es más complicado perdonarnos a nosotrxs mismxs ya que esto lleva un proceso largo y vulnerable; no es algo que sucede de la noche a la mañana, pero es totalmente satisfactorio cuando logramos realizarlo.


¿Qué es el perdón?

El perdón es una comprensión profunda de nuestros actos, actitudes, emociones y pensamientos. Es una gran oportunidad para aprender a desarrollar nuestra autocompasión y sobre todo una forma de liberarnos del pasado para llegar a nuestro crecimiento personal sin que nada nos detenga. Perdonar no conlleva aprobar la conducta, ni tampoco excluye que se tomen medidas para cambiar la situación. Es un acto de amor propio para nuestro bienestar emocional y para liberarnos del dolor.

Quiero mencionarte, que el perdón realmente tiene mucho más que ver contigo que con la otra persona. Sé que en ocasiones pensamos "pero es que no merece el perdón", "ni quiere que ser perdonadx", "ni se da cuenta de lo que hizo, es inútil", pero precisamente para eso queremos perdonar. No perdonamos para olvidar, a decir verdad, eso es casi imposible. Pero si, perdonamos para que las situaciones dejen de tener un impacto tan importante en nosotrxs mismxs que nos impida avanzar.


¿Por qué es tan importante perdonarnos?

Nos ayuda a desarrollar habilidades de afrontamiento a situaciones adversas así como para entender que nada puede cambiar el pasado, pero el perdonarnos puede transformar nuestro futuro. Restarle al pasado el poder que tiene de mantenernos alejadxs del futuro, mismo que pudiera ser bastante reconfortante para ti.



¿Cómo logro perdonarme?


1. Tomando responsabilidad, prestando atención a nuestros sentimientos. Aceptando nuestras emociones sin juzgarlas.

2. Siendo autocompasivxs y reconociendo nuestros errores.

3. Tomando consciencia sobre lo que nos está causando malestar.

4. No huir de nuestros sentimientos. No hay que avergonzarnos, ni darles la espalda a nuestras emociones, recuerda que lo que reprimimos nos termina consumiendo en algún momento, así que permite que tus emociones sigan su curso, entren y salgan.

5. Recordando que errar es de humanos y que somos capaces de cambiar.

6. Siendo empáticxs con nuestras decisiones del pasado, ya que en ese momento fue lo mejor que pudimos haber hecho.

7. Aceptando lo que pasó.


Recuerda que los procesos son largos, es muy fácil caer en la desesperación y frustración al querer lograr algún progreso de una forma rápida, pero te quiero decir que el simple hecho de querer intentarlo es un gran paso, lo más bonito del ser humano es la resiliencia que poseemos y esas fuerzas de no darnos por vencidos para lograr lo que queremos, es por eso que te invito a tomarte éste con calma, practicando en todo momento la autocompasión.


Psic. Maria Andrea Pérez


106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo