Buscar

El duelo por fallecimiento de seres queridos

El día de hoy hablaremos sobre el duelo, específicamente el fallecimiento de seres queridos. Recordemos que el duelo es un proceso personal, lo más importante para lograr sobrellevarlo es no compararlo con el proceso de otras personas.


Dávalos, García, Gómez, Castillo, Suárez, Martínez (2008) indican que:


“El duelo es la reacción natural ante la pérdida de una persona, objeto o evento significativo; o, también, la reacción emocional y de comportamiento en forma de sufrimiento y aflicción cuando un vínculo afectivo se rompe”. Es muy importante entender que el duelo es natural, un proceso por el cual todos pasamos en nuestra vida, y que de cada una de esas pérdidas aprendemos algo diferente, ya que no todas son iguales.





Fases del duelo por pérdida:


Primera etapa: Negación

Se caracteriza por un estado de shock intenso. Cuando estamos en la etapa de negación, al principio podemos quedarnos paralizados. La negación ayuda a hacer menos doloroso el dolor de la pérdida.


Segunda etapa: Negociación

Aquí pensemos en que hubiéramos hecho cualquier cosa con tal de que no se lleven a la persona que amamos.

Después de una pérdida, la negociación puede adoptar la forma de una tregua temporal. Queremos que la vida vuelva a ser como era antes, Queremos retroceder en el tiempo. Aquí normalmente se utilizan los “ojalá” y los “hubiera”.

También es común hacer tratos con alguna deidad “prometo ya dejar de hacer esto, si me regresas a esa persona”.


Tercera etapa: Ira

Esta etapa se manifiesta de diferentes maneras. Puede ser porque nos sentimos “abandonados” por la persona o porque no pudimos hacer nada para evitar la situación.


La ira no tiene por qué ser lógica, ya que estamos en el proceso de entender lo sucedido.


Cuarta etapa: Depresión

Aparece una sensación de vacío, nos preguntamos: ¿cómo todos pueden seguir adelante?, y ¿cómo le haré para seguir adelante sin esa persona?.


Es importante estar al pendiente de nosotros mismos en esta etapa, cuidarnos desde nuestras necesidades más básicas (comida, dormir, agua). También hay que tomar en cuenta la búsqueda de apoyo profesional en esta etapa si se ha convertido en algo que interfiera con tus actividades cotidianas.


Quinta etapa: Aceptación

La aceptación suele confundirse con la noción de que nos sentimos bien o estamos de acuerdo con lo que ha pasado. En esta etapa, se acepta la realidad de que nuestro ser querido se ha ido físicamente. Aquí aprendemos a vivir con la pérdida.

Ahora es cuando empieza nuestra etapa de readaptación de nuestras rutinas y de las expectativas que se tenían anteriormente.


¿Qué puedo hacer si me encuentro en esta situación?


-Cuídate: Recordar que es importante cuidar de nuestras necesidades básicas como: comer, dormir y mantenerte hidratado.

-Buscar apoyo profesional: A veces es necesario ese apoyo externo, el cual nos ayude a sobrellevar el proceso de duelo.

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo